El alma es aquéllo por lo que vivimos, sentimos y pensamos.

Si te interesan los temas culturales, este es tu foro.
Miraestrellas
Junior
Junior
Mensajes: 24
Registrado: Mar 13 Feb, 2007 11:31 pm

El alma es aquéllo por lo que vivimos, sentimos y pensamos.

Mensaje por Miraestrellas »

El alma es aquéllo por lo que vivimos, sentimos y pensamos. (Aristóteles)

En multitud de ocasiones, escribir es cuestión de voluntad, más que de necesidad de comunicar algo, por eso en el día de hoy, en el que siento por igual la voluntad de manifestarme como la necesidad de abrir mi interior, quizás como digo, sea el momento de dejar que se exprese mi espiritualidad y que ésta se proyecte en mis manos para darle forma y contenido a través de las palabras escritas.

Verán, cuando se busca cierta soledad y ésta se degusta por voluntad propia, como es mi caso, hay muchos momentos en los que caigo en nostalgias y melancolías que, lejos de hacerme daño, tienen la virtud de hacer que deguste tiempos pasados, buenos y malos, pero que me han formado como persona y, sobre todo, que me han dado la madurez para, no sólo asimilar mi pasado sino para interpretar el presente y para poder seguir caminando hacia mi futuro, aún sin saber muy bien hacia dónde me llevará éste, pero con la fuerza suficiente para haber podido levantarme una y otra vez cuándo la vida me ha hecho hincar una rodilla en tierra.

Cuando era un crío siempre me cuestionaba para qué estaba en este mundo, qué significado tenía todo lo que me rodeaba. Ahora que ya he traspasado la mitad de mi potencial existencia ya no me lo cuestiono y, sin embargo, miro a mi alrededor, incluso en mi interior, para ver si encuentro lo que me ha saciado esa necesidad de saber para qué estaba aquí, en este mundo. Y la verdad es que no encuentro nada en concreto que lo pueda justificar, nada salvo el de que ahora me siento lleno de vivencias, de experiencias buenas y malas, pero que todas ellas forman parte de la persona que soy ahora y que, a pesar de algunas contradicciones, cuando me miro a mi mismo me siento bien con mi forma de ser y, sobre todo, de mi manera de sentir.

Cierto es, que si dijera que no me arrepiento de nada mentiría, pero tengo para mi propio perdón, el que jamás actué con mala fe, que nunca quise hacerle daño a nadie y que, en esos casos, la ignorancia y la juventud tuvieron mas relevancia que algún tipo de mala intención por mi parte.

En el día de hoy, en el que estoy escribiendo sobre algunos sentimientos que encuentro dentro del fondo de mi alma, no quiero dejar al menos de señalar algo que siempre me ha llamado la atención, y es el hecho de ver cómo pasan las personas para las que, por alguna razón, sólo somos islas en las que se cobijan para continuar, alejándose de nuestra vida, en muchos casos para no volver jamás. Así pasan nuestros amigos de la infancia y de la juventud, nuestros primeros amores, nuestros padres y esa persona especial a la que entregamos el alma. A pesar de todo, sólo debemos pensar en las personas que todavía irán atracando en nuestro puerto y a las que quizás también veamos partir, pero de las que aprenderemos y, sobre todo, pensar en las que nos ayudaran a seguir caminando, al menos mientras tengamos fuerzas para seguir mirando al futuro.

Para no extenderme y a modo de resumen de lo anteriormente dicho, quisiera hacer notar que lo mas importante de esta vida no es vivir, sino llegar al final de la vida con la satisfacción de haberla vivido.
Responder